martes, 1 de junio de 2010

"Mujeres corriendo en la playa". Pablo Picasso, 1922

Y, por qué corren??
La pintura de Picasso siempre ha logrado hacerme reflexionar ya que se muestra en ese punto exacto entre el realismo y el surrealismo y me permite, como simple observadora, proyectar lo interno en el lienzo plasmado de color
Esta semana inició con la necesidad imperiosa de esta pintura “Mujeres que corren en la playa” pintada por Pablo Picasso en 1922 y que realiza con la idea de homenajear a su mujer, Olga.
Fuera de todo este contexto, estas mujeres desatan mi imaginación, hacen añicos mi compostura y me obligan a mirar hacia afuera y me obligan a entender.. hacia adentro….
El ambiente en que se desenvuelven tan “ligeramente” es una playa y es un entorno azul.. si, un poco, si se quiere, triste y melancólico.. y a la vez, un poco brillante y tibio.
Hay nubes en el cielo lo que me indica que no hay mucho viento y al mismo tiempo, el mar está en movimiento, casi fuerte.. lo que me hace sentir la angustia del mar agitado.
Y sin embargo hay una serie de elementos que me atraen de esta obra.. ya que, a la hora de analizarla, se entremezcla con mi percepción, c on mi vida y mi sentir… Por lo que, antes de analizarla, la siento.. y por eso.. mi punto de vista
Siento que es una mujer y no dos.. son las dos caras de una sola moneda.. estas figuras son la imagen misma de la ambivalencia…
Se muestra al fondo la mujer que corre sin ver hacia adelante(desde ahora llamada figura A), la mujer que está segura de su destino, la que “ya decidió” lo que va a hacer.. la que eligió el camino a seguir y está segura de su acción… Por otro lado, tenemos a la figura más cercana al espectador(figura B).. ella vuela.. ella disfruta el paisaje.. ella va oliendo … las nubes…..
Es importante ver que la figura A tiene el pie firmemente anclado a la tierra, su mano se alarga buscando su meta, por otro lado, la figura B no tiene el pie en la tierra, más bien se desliza plácidamente, siente el aire, la brisa, su mano va sintiendo la resistencia del aire en su carrera, pero por el mero placer de hacer resistencia… no corre, vuela.
La línea del horizonte refuerza la ambivalencia, ya que en la Figura A, es más alto, se diferencian más el mar y el cielo, dándome a entender que hay una claridad mayor en la cosmovisión de ésta figura, que en la línea del horizonte de la figura B, en donde es tenue la diferencia, además es menos o más corto..
No son dos mujeres, es una mujer, y lo puedo entender al ver que es el mismo seno descubierto.. es una sola que tiene dos opciones o más bien.. tiene una opción pero el camino le muestra formas diferentes de enfrentar su destino… Y ambas se encuentran enlazadas por sus manos.. pero no es que A “hala” a B.. van juntas.. van al mismo paso, aunque A se vea más rápida, más atleta, más decidida… va exactamente igual a B.. no se pierden.. no se halan, no se empujan.. no se atrasan.. van juntas y llegaran juntas al mismo fin… (http://elmundodewayne.es/wp-content/uploads/2009/08/mujeres-corriendo-en-la-playa.jpg)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada